un conveniente modelo de negocio

Los tiempos cambian, así como el mercado y las necesidades de los profesionales y los pacientes. La multiplicidad de tratamientos ha llevado a la necesidad de abarcar diferentes soluciones, lo que vuelve cada vez más compleja la tarea de equipar un espacio con las diversas tecnologías que esto implica.

El alquiler temporario de equipamiento permite al profesional de la salud o la estética contar con las soluciones más modernas en su centro o consultorio, brindando a sus pacientes un completo abanico de tratamientos con una mínima inversión.

Por otra parte, en el esquema de alquiler no existe el riesgo de pérdida de dinero ya que la agenda de tratamientos se coordina con las jornadas en las que se cuenta con el equipamiento requerido. De esta forma siempre se logrará recuperar la inversión, cosa que no sucede con la compra.

Por último, al alquilar se evita el riesgo de obsolescencia y por lo tanto pérdida de valor de la inversión inicial. De esta manera siempre contará con la última tecnología sin necesidad incurrir en gastos para modernizar los equipos.